Hoy en día, hablar de estrés laboral resulta de lo más normal para los seres humanos o al menos, para todos aquellos que laboran en un Centro de Trabajo, esto debido a cuestiones como lo son, el volumen de trabajo, el ambiente en el que se desarrollan y las tareas encomendadas, pero a pesar de ello, existe un factor clave que determina la motivación y el entusiasmo de un colaborador al iniciar su jornada y esto es desde que inicia su día, su trayecto.

En promedio, un colaborador se levanta desde las 5 a.m y enfrenta una travesía de aproximadamente dos a tres horas para poder llegar a su empleo, algunos se preguntarán ¿Por qué tanto tiempo? Y la respuesta es sencilla:

  1. La distancia entre su casa y su zona de trabajo.
  2. No contar con una opción de movilidad accesible tanto económicamente como en cuanto a su cobertura.
  3. El tener que optar por diversas modalidades del transporte público
  4. La existencia de una gran demanda del servicio por cada uno de los sectores de la población, sin importar la zona y el horario en el que éste sea abordado.

Posteriormente y una vez que el colaborador llega a su empleo y en caso de que arribe con tiempo de sobra, pierde en promedio de 30 minutos a una hora esperando a que sea el momento de su ingreso, por lo que una vez que comienza con su jornada, éste se encuentra cansado y con su capacidad disminuida en gran medida, por lo que su rendimiento se ve mermado y por lo tanto, sus actividades no son llevadas a cabo de forma óptima o bien, de la manera esperada, lo que se traduce en ineficiencia laboral y si lo vemos en un marco más amplio, puede resultar en un despido y pérdida de su principal fuente de ingresos.

Salir 15 minutos después, puede generar que te tardes hasta 45 minutos más en llegar

Actualmente nos encontramos inmersos en una realidad un tanto distinta a los que estamos normalmente acostumbrados, esto debido a la pandemia por la que atravesamos, hecho por el que nuestra rutina se ha visto afectada y ha tenido que ser adaptada a las nuevas necesidades y requerimientos de ésta cotidianeidad y por supuesto, la movilidad no ha sido  la excepción, toda vez que al tener que llevar a cabo un resguardo, tanto empresas como colaboradores, han tenido que buscar medios alternos para poder acudir a sus Centros de Trabajo (tratándose de aquellos que no se encuentran en Home Office) como:

  1. Buscar los medios de transporte en los que se encuentren menos vulnerables.
  2. Optar por aquellos en los que tengan el menor contacto social con la finalidad de preservar la salud
  3. Cumplir con sus actividades laborales sin dejar de lado el aspecto del ahorro económico/ monetario

Si tomamos en cuenta que varias de las empresas existentes de movilidad tuvieron que cerrar o en su caso, disminuir sus operaciones debido al golpe que ha sufrido el mercado por ésta nueva realidad, encontrar la mejor forma de transportarse se ha convertido en algo más complicado, sin embargo, aún así, han surgido nuevas empresas que ofrecen innovadores modelos de movilidad, y con estos, podemos observar que se obtienen beneficios bilaterales, ya que en un plano, el colaborador cuenta con una mejor administración de su tiempo, lo que se traduce en un mayor rendimiento en su centro de trabajo y la posibilidad de desarrollar nuevos proyectos creciendo profesionalmente y en otro, es un beneficio para la Empresa en la que labora, al contar con una reducción de costos y oportunidad de estar a la vanguardia mediante la utilización del servicio de movilidad, cuidando a sus colaboradores para que lleguen a tiempo a sus instalaciones y cumplan con sus actividades, así como la obtención y aprovechamiento de las capacidades del capital humano.

No obstante lo mencionado con anterioridad, no debemos de olvidar que el estrés laboral puede ser generado por diversos factores sin embargo, está en las manos de cada Empresa, de cada líder, el cuidar de sus colaboradores en los rubros que sean de su competencia y qué mejor forma, que brindarles éste apoyo al eliminar uno de los grandes determinantes causantes del mismo, sin dejar de lado que como prestadores de servicio, siempre debemos velar por los intereses y el bienestar de nuestro capital humano, ya que ellos son la fuerza y el motivo por el que cada empresa es funcional y redituable.

Con base en lo anterior y tomando en cuenta las necesidades tanto de los colaboradores como de los Clientes, encontramos en Mazmobi y su solución de Vehículos Compartidos, una de estos modelos innovadores, toda vez que brinda la oportunidad de utilizar un servicio económico, rápido y  eficiente, en el que se obtiene un beneficio de manera inmediata, ya que no únicamente se obtiene un vehículo por el tiempo deseado, sino que cuenta con un valor agregado, al proporcionar un servicio de la mejor calidad tanto en las unidades utilizadas, como en la protección en todo momento gracias a dos grandes aliados, Seguros Sura y Grupo Interesse, lo que permite que su atención se encuentre totalmente enfocada en la plena satisfacción del usuario antes, durante y después de su viaje.